Mantenimiento y Reparaciones

El mantenimiento del equipo de entrenamiento y de las condiciones físicas del deportista es vital para una buena práctica de Kendo, minimizando el riesgo de lesiones y practicando el deporte de una forma sana.

Durante todo el año, el material de entrenamiento sufre un estrés constante. Lo que le provoca un desgaste que puede hacer que este quede inservible si no se practican unos cuidados mínimos a lo largo de su vida útil.

El organismo del deportista también sufre este estrés, que puede acabar en producir lesiones crónicas si no se realiza el deporte correctamente. Además, durante largos periodos de inactividad, el deportista corre el riesgo de perder forma física, disminuyendo su rendimiento a lo largo de los años.

En esta sección se presenta pequeños trucos y consejos para mantener tanto al equipo como al deportista de una forma óptima y adecuada.