Mantenimento del shinai

Según se va dando uso al shinai, este se va desgastando y rompiendo. Especialmente si los golpes no son muy acertados e impactan en la rejilla del men. Las hojas de bambú (take) se van astillando y aparecen situaciones como la que se muestra en la siguiente foto, especialmente en la hoja inferior que es la que más estrés recibe.

Daños exteriores del shinai

Daños exteriores del shinai

Además de lo que se ve a simple vista, también pueden aparecer grietas en los takes que no se ven a simple vista. El bambú con el tiempo se reseca y se debilita, lo que lo vuelve frágil especialmente si no se le aplica ningún mantenimiento regular.

Grieta del Shinai

Una grieta asoma en una de las hojas del shinai.

Todos estos daños se agravan si no se cuída tu shinai correctamente. A continuación presento los cuidados básicos que aplico a mi shinai.

Astillado

El astillado es muy común y aparece desde los primeros usos del shinai. Pequeñas fibras del shinai se desprenden del take inferior, apareciendo astillas que pueden ir creciendo en tamaño si no son eliminadas. Las astillas son peligrosas, ya que en el momento del golpe se pueden desprender y caer en la cara (y ojos) de tu compañero. Es importante por tanto eliminarlas lo antes posible y estar atento ante la aparición de más astillas.

Para su eliminación, uso un estropajo de acero ya gastado (uno nuevo puede rallar y estropear el shinai). Frotando suavemente siempre en dirección vertical dejará un rastro de pequeñas astillas debajo del shinai. En el caso de utilizar otro tipo de estropajo, ten cuidado ya que las astillas atraviesan la mayor parte de tejidos, pudiendo clavarse en un dedo si el grosor no es suficiente.

Eliminado de las astillas

Con un estropajo gastado de acero, se elimina suavemente cualquier astilla que haya en los takes.

Si las astillas son ya muy gruesas, es posible que frotar no sea suficiente. Evita estirar de ellas ya que lo único que se conseguirá es agrandarlas y por tanto estropear más tu shinai. Lo mejor en este caso es cortarlas con un cutter o un cuchillo.

En el caso de que el daño sea ya demasiado grande, tal como se muestra en la primera imagen de esta entrada, lo mejor es desmontar el shinai y girar las piezas 90° para exponer una que este en mejor estado al estrés del entrenamiento, de forma que un take lateral pase a ser el inferior. Esta solución es limitada y deberemos pensar en comprar un shinai nuevo con el tiempo.

Limpieza del tsukagawa

El tsukagawa es la parte de cuero que agrupa las hojas del shinai. Es también la parte del mismo por donde se esgrime. Cuando el tsukagawa está nuevo, tiene un color blanco y se puede observar como una especie de vello que lo recubre, que facilita el agarre del shinai. Sin embargo, según se utiliza, la grasa de la mano lo impregna y el color se va volviendo más oscuro, además de perderse un poco de agarre al volverse algo más resbaladizo.

Para la limpieza, extraigo el tsukagawa del shinai para evitar mojar innecesariamente el bambú. Yo personalmente utilizo para su limpieza un desengrasante de cocina en vaporizador. Rocío una cantidad en el mango y froto con una bayeta o un trozo de papel de cocina. Se debe aclarar con abundante agua ya que el desengrasante también puede resultar resbaladizo.

Con un desengrasante común, se consigue una buena limpieza.

Con un desengrasante común, se consigue una buena limpieza.

Suelo repetir el proceso tres o cuatro veces antes de quedar satisfecho. Nunca quedará blanco como originalmente, pero apreciarás el cambio rápidamente. Después dejar secar completamente antes de colocar de nuevo en el shinai.
Si el vello todavía sigue apelmazado en el cuero puedes frotar con un elemento rígido pero no afilado como el anverso de un cuchillo. Frotar enérgicamente en dirección vertical. El cuero es lo suficientemente resistente por lo que aguanta sin problemas.

Hidratación

El bambú se reseca con el tiempo, causa principal de que se astille posteriormente. Generalmente se recomienda en distintos sitios web el uso de aceite para hidratar el bambú. Los aceites tradicionales de origen vegetal (aceite de oliva o girasol) son bastante pesados, lo que puede desequilibrar tu shinai. Yo personalmente utilizo el típico “Todo en 1” en spray, que es más ligero que un aceite vegetal. Lo aplico directamente sobre el shinai y lo extiendo con un trozo de papel. El resultado es muy bueno y le da un acabado brillante que a mi personalmente me gusta. Repetir el proceso periódicamente para mantener tu shinai correctamente.

Hidratación del bambú

Un aceite sintético ligero puede ser utilizado para hidratar el bambú.